Como elegir un destino de vacaciones en familia

Viajar en familia tiene sus pros y sus contras y, como sucede con todo, hay una serie de trucos  que pueden ayudar a planificar mejor esos días juntos y evitar así los lloros y caprichos de los más pequeños y, por supuesto, la consecuente desesperación y frustración de los mayores. Elegir un buen destino para todos es uno de esos elementos clave que pueden hacer que un viaje tenga, o no, final feliz.

A veces los destinos son versátiles y valen igual para viajar con niños que para organizar una escapada romántica con tu pareja. Pero, otras muchas veces no es así: un fin de semana en una gran ciudad como Madrid o Barcelona, con el objetivo de ir de compras o al teatro o a disfrutar de largos paseos por museos y monumentos suele ser un ritmo bastante complicado de seguir para los pequeños. O se organiza al milímetro, o se está tentando al fracaso.

vacaciones en familia a Mallorca

Sin embargo, un fin de semana al pie del mar, en un hotel para familias en Mallorca puede resultar perfecto: todos podrán disfrutar de la playa, de tranquilos paseos a orillas del mar, de algún parque acuático o incluso de una visita al centro de Palma, que es pequeño, acogedor y fácil para recorrer en una tarde.

El tamaño de la ciudad o pueblo de destino es, por lo tanto, importante: a los niños no les gustan los largos desplazamientos en coche o metro, ni los sitios llenos de gente, las tiendas o los museos, prefieren el campo, la libertad de la playa o simplemente una jornada en un parque urbano jugando con sus padres.

vacaciones en familia a Mallorca

Si el destino elegido lo tiene todo, fenomenal, si no, siempre deberían primar las preferencias de los niños ya que suelen ser menos fáciles de adaptar a ciertos entornos que los mayores.

Una buena opción para las vacaciones de verano en familia siempre puede ser reservar un hotel para niños en Ibiza: el entorno es ideal para las vacaciones en pareja y, aunque la oferta de ocio para niños es menos amplia que para otros segmentos de viajeros, los hoteles cuentan con servicios muy completos para todas las edades. Además, los programas de animación siempre incluyen actividades para realizar en familia porque, al fin y al cabo, el objetivo de las vacaciones es divertirse todos juntos, ¿no?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

10 − tres =