Archivo de la etiqueta: Hoteles para niños

Hoteles, niños y economía competitiva

Los hoteles para niños están ganando terreno sin parar a los tradicionales hoteles para familias. Más especializados en los pequeños de la casa, con servicios orientados a su diversión, entretenimiento e incluso aprendizaje, se han abierto paso en la mente de los padres que buscan un alojamiento en el que realmente sus hijos puedan disfrutar de sus vacaciones al máximo. La ventaja de estos hoteles para niños es que también incluyen espacios para los adultos, de una forma mucho más independiente que en los hoteles para familias donde todo está mucho más mezclado y es más impersonal.

La fórmula se creó con la idea evidente de abrir un segmento de negocio que reactivase la economía competitiva del sector hotelero, estancado hasta hace unos años en hoteles de playa y hoteles urbanos. Con la entrada de la especialización, los alojamientos -desde los más pequeños a los grandes colosos- han sabido ver que la apuesta por un determinado perfil de público genera más ingresos que el batiburrillo de todoparatodos.

Hoteles familiares

 

Ser competitivo en su sector tan desarrollado, donde es difícil innovar porque todo o casi todo está inventado, ha llevado a los grandes gestores de cadenas a rizar el rizo, creando espacios cada vez más adaptados a un determinado modelo de viajero. En el caso de los hoteles para parejas que viajan con niños, la tendencia clara es a ofrecer llamativos servicios para los reyes de la casa, pues es la clave de la decisión paterna a la hora de optar por uno u otro alojamiento. Que el hotel tiene piscinas con juegos acuáticos, pues ése. Que ofrece equipos de monitores especializados con miniclubs diferentes según las edades de los críos, adelante. Que es un hotel Todo Incluido para niños con espacios para adultos, perfecto.

En esta panorámica, los grandes perdedores son esos hoteles que han optado por seguir matando moscas a cañonazos: sí, han abierto un spa; sí, han mejorado la gastronomía… pero, el concepto es el mismo, un hotel de playa donde todos los huéspedes, con niños, sin ellos, con amigos, en pareja, comparten espacio, servicios y vida durante unas semanas.

La convivencia de tal amalgama de perfiles lleva, a menudo, a que ninguno de los perfiles que acuden al hotel se vaya del todo satisfecho: las parejas buscan una tranquilidad que un hotel donde también van familias con niños no siempre puede garantizar. Un ejemplo de reciclaje perfecto sin renunciar a la esencia del resort de playa Todo Incluido de toda la vida es la cadena Olé Hotels, que ha renovado portfolio y lleva un par de años ya presentando una oferta de alojamientos especializada en niños más que interesante: Galeón Ibiza, Tropical Tenerife y Olivina Lanzarote son algunos ejemplos.

Pioneros en esto han sido los de Melià, que han dedicado su línea Sol Hotels a un par de segmentos de viajeros muy concretos: hoteles para amigos, hoteles para niños y hoteles para parejas o adultos. Aunque el portfolio también cuenta con hoteles para seniors y otros perfiles minoritarios, la gran estocada la han dado con sus hoteles picapiedra, famosos ya en todo el mundo por su concepto de hotel infantil, que más parece un parque temático que un alojamiento para familias al uso.

No son alojamientos caros, no son hoteles de lujo pero sí permiten al hotelero poner tarifas más altas acordes con esa especialización: ¿quieres un hotel que te ofrezca exactamente eso que buscas? Pues bien, has depagarlo. Economía competitiva elevada a la máxima potencia. El concepto de estar en ese club en el que están todos los que son como tú, donde te dan eso que realmente quieres, justo eso, nada más. Ni nadamenos.

En los hoteles para niños esta cuestión ha funcionado tan bien como en los hoteles Solo Adultos, sus naturales antagonistas y eternos enfrentados. Hubo críticas al principio, cierto, por aquello de que las parejas huían de los niños ruidosos… pero no solo es eso, es la posibilidad de estar en el lugar donde todos los servicios y atenciones son lo que necesitas. Que para eso lopagas. Así de sencillo y así de complejo porque no todo hotelero puede asumir perder parte de su público actual en aras de obtener uno más segmentado: exige gran inversión en reconversión de servicios, reforma del alojamiento y, por supuesto, marketing.

Con dificultad lo están llevando también los hoteles urbanos en Madrid y Barcelona que han de dar cabida a una especialización que no suele encajar con su esencia de alojamiento para business o para turistas de todo tipo que van a pasar unos días a la ciudad. Los espacios limitados, la incapacidad para renunciar al resto de público para reconvertirse en hoteles de niños propiamente dichos y la, digamos la verdad, poca necesidad que tienen de hacerlo: los viajeros urbanitas, con o sin niños, no quieren un hotel en el que pasar horas y horas sino un espacio en el que descansar de sus jornadas descubriendo el destino. Una perspectiva muy diferente a la que tienen los hoteles de costa, sin duda.

No obstante, hay cadenas que lo están intentando -en justa medida y con bastante éxito-. Se trata de cadenas especializadas en hoteles boutique, como es el caso de Petit Palace, que en algunos de sus hoteles en el centro de Madrid ha creado espacios de alojamiento específicos para niños: habitaciones con literas en Gran Vía para que puedan compartir con sus padres, habitaciones comunicadas, ordenadores, juegos, conexión a Internet, préstamo de iPad, videojuegos, regalos de bienvenida, desayunos infantiles…

Conjugar todo es muy complicado. Tener éxito y lograr abrir ese hueco competitivo, más. Pero parece ser que el sector lo sigue intentando y que esto es solo el principio. Habrá que continuar atentos para ver el desarrollo y atisbar el desenlace.

Estelar Paipa Hotel & Centro de Convenciones: un hotel en el paraíso.

El Estelar Paipa Hotel & Centro de Convenciones es el hotel más exclusivo y completo de la cadena hotelera Estelar. Se trata de un hotel de lujo situado en Boyacá, Colombia, a orillas del lago Sochagota y rodeado de más de 100 hectáreas de bosques y zonas verdes. Sus amplia y variada oferta de servicios y experiencias hacen que este hotel se ajuste a todo tipo de perfiles: viajes en familia, de negocios, celebración de bodas y banquetes, viajes deportivos, de relax…

El Estelar Paipa Hotel & Centro de Convenciones tiene preparada una gran variedad de actividades para viajes deportivos y en familia: canchas de tenis, deportes náuticos que le permitirán disfrutar del lago Sochagota, golf, paintball, equitación… Además, si viaja con niños podrá visitar la granja, situada a unos pasos del hotel, donde los más pequeños de la casa descubrirán los trabajos del campo y algunos de los animales más curiosos de Colombia.

Deportes Náuticos Estelar Paipa Hotel

Deportes Náuticos Estelar Paipa Hotel

Si prefiere disfrutar de un viaje de relax, en el Estelar Paipa Hotel dispone de todo lujo de detalles e instalaciones que harán de su estancia una experiencia inolvidable: aguas termales, spa, sauna, baño turco, sala de masajes, peluquería… Todo lo que imagina en un entorno natural para unas vacaciones de ensueño en el paraíso. Además, podrá tener acceso a las suites del hotel Paipa, con chimenea propia, baño con ducha y bañera y salón independiente.

Pero además de reunir todos los servicios y actividades de un hotel spa, un hotel familiar y deportivo, el Estelar Paipa Hotel & Centro de Convenciones es el espacio ideal para la celebración de eventos y para los viajes de negocios. Con 7 salones multifuncionales, un equipo de organización de eventos y todos los servicios business que pueda imaginar, incluyendo servicio de habitaciones 24 horas y centro de negocios, su evento particular, ya sea la celebración de una boda o de una reunión de empresa importante, será todo un éxito.  

A continuación le ofrecemos un tour virtual a través de este vídeo por el Estelar Paipa Hotel & Centro de Convenciones, donde descubrirá sus zonas ajardinadas, el lago Sochagota y sus magníficas instalaciones.

 

¿Qué pedirle a un hotel de playa?

¿Qué podemos –o debemos exigir- a un hotel de playa? Aunque para muchos la respuesta pueda parecer una obviedad (o incluso lo parezca la propia pregunta), saber qué demandar en un hotel para las vacaciones de sol y playa no es tan sencillo ya que los límites entre lo mínimo exigible, a veces, son difusos.

La planta hotelera en España cuenta con grandes hoteles y complejos de apartamentos en zonas de costa como Mallorca, Benidorm o Fuerteventura, por citar algunos destinos tradicionalmente involucrados con el turismo de sol y playa en nuestro país, pero eso que sobresale sólo es la cima del iceberg. En la base, existe una red de hoteles, hostales y alojamientos de cuestionable clase que acaban por anular los esfuerzos que los demás hacen a la hora de presentar un hotel de playa en condiciones a un precio realmente competitivo.

Hoteles Flintstones

Hoteles Flintstones

Para evitar caer en uno de estos lugares que pueden amargarle a uno las vacaciones, lo mejor es ser exigentes, no solo con el precio sino también con los servicios.

Por ejemplo que un hotel ofrezca hoy día habitaciones con TV de pago puede darnos una idea de cómo será el establecimiento: hay que tener cuidado con los que ofrecen aparentemente un precio muy bajo ya que, al final, acaban cobrando por servicios que en otros hoteles más caros están directamente incluidos en el precio final. Algunos ejemplos son las sombrillas y tumbonas de la piscina que, al contrario de lo que uno pueda pensar, hay hoteles en los que se exige abonar un suplemento para poder usarlas.

Es la vieja historia de que lo barato, sale caro. Sobre todo hoy en día, ante un mercado muy competitivo en el que la diferencia de precio de un hotel correcto y un mal hotel de playa es mucho más reducida que años atrás.

¿Qué es lo básico que debería tener mi hotel de playa?

  • Piscina con tumbonas y sombrillas.
  • Bar Snack, para cuando aprieta el hambre tomando el sol.
  • Habitaciones con climatización, TV y baño privado.
  • Recepción 24 horas.
  • Limpieza diaria.

En realidad, 5 servicios esenciales para garantizarte unas vacaciones cómodas para disfrutar del sol a un precio muy asequible. A partir de ahí, el resto de servicios pueden ser accesorios o suponer un coste adicional: piscina infantil, miniclub, aparcamiento o traslados al aeropuerto, restaurante, sala de desayunos, conexión a Internet, caja fuerte…

Servicio esencial o adicional

Para entender la diferencia que marca esa fina frontera (que muy a menudo tiene que ver con apreciaciones y baremos muy personales), un buen ejemplo son los hoteles para niños.

Hotel Intertur Hawaii Mallorca

Hotel Intertur Hawaii Mallorca

Los hoteles con servicios para niños en Mallorca, como pueden ser los clásicos Marina Skorpios, Marina Corfú, el Intertur Hawaii Mallorca o algunos establecimientos en el norte de Mallorca de la cadena Garden Hotels, se encuentran entre los más valorados por los usuarios de Tripadvisor y Expedia año tras año debido a su buena relación de calidad precio, ya que incluyen cuestiones tan interesantes como la animación que permite tener a los pequeños entretenidos mientras los padres descansan.

Es cierto que pueden suponer un precio más alto que los hostales o los apartamentos, pero las ventajas son notables. Eso sí, en este caso la animación o el miniclub no se pueden considerar servicios exigible en los hoteles para familias, como sí lo debe ser que si uno ofrece un hotel familiar cuente con habitaciones lo suficientemente amplias como para acoger al menos a una pareja con un niño con comodidad.

Si esto no se cumple, por esa regla de tres, el único servicio que debería cumplir el hotel de playa es tener playa… Y muchos  de los que se venden como tales no pueden ni presumir de eso.

Hoteles para familias: la tranquilidad para viajar con niños

La Semana Santa nos ofrece unos días de vacaciones perfectos para un viaje en familia: solo son 4-5 días fuera de casa y los precios son más asequibles que en verano para poder elegir un buen destino de sol y playa. Pero… ¿estamos preparados para viajar con los niños?

Hoteles niños Semana Santa

Mallorca, Ibiza, Málaga o las Islas Canarias, cualquiera de estos lugares puede ser una buena elección, siempre y cuando se escoja el hotel adecuado. Viajar en familia, sobre todo cuando los niños son pequeños, exige tomar algunas precauciones que nos permitirán tener una estancia más adaptada a las necesidades y gustos de todos: juegos y diversión para los pequeños, descanso y buena gastronomía para los mayores.

Optar por un hotel para familias siempre es una buena opción: son más versátiles que los hoteles específicamente diseñados para niños y tienen una oferta mayor para los adultos. Playas, spa, terrazas solárium, pistas de tenis, golf, piscinas infantiles, miniclub, restaurantes a la carta con menús para niños… El abanico de opciones y actividades es infinito, tanto para nuestros hijos como para nosotros.

Vacaciones con niños en la playa

Otro de los puntos fuertes de estos hoteles especializados en familias son las habitaciones, que están diseñadas para acoger a toda la familia con espacios diferenciados para los mayores y los más pequeños. Además, en la gran mayoría de hoteles para familias ofrecen la posibilidad de reservar habitaciones comunicantes, lo que permite viajar no solo con niños sino también con amigos ¡y con los abuelos!

Una de las cadenas especializadas en hoteles para niños y hoteles para familias es la marca Sol Hoteles, con un portfolio de decenas de alojamientos en toda España entre los que destacamos:

Y, si lo que buscas es un buen hotel para familias en el extranjero, prueba los siguientes: