Archivo por meses: febrero 2014

Vacaciones junto al mar en Huelva en el Hotel Flamero

La reseña de hoy está dedicada al Hotel Flamero, un confortable establecimiento situado en la playa de Matalascañas de Huelva, en un ambiente que destaca por unir el frescor de los espacios naturales con la maravillosa presencia del mar justo enfrente de sus habitaciones.

El Hotel Flamero está ubicado en primea línea de la playa de Matalascañas, en el corazón de las Costa de la Luz. Una localización que se ve todavía más valorizada por estar a un paso del Parque Nacional de Doñana y de la emblemática aldea de El Rocío.

El Flamero ofrece cómodas habitaciones y apartamentos Premium con todos los servicios. Las habitaciones para parejas del Hotel Flamero disponen de caja fuerte, TV satélite y terrazas con espectaculares vistas. Las de categoría superior tienen capacidad para tres personas y cocina incorporada, lo cual es muy útil si se viaja en familia o para varios días.

Los apartamentos Premium del Hotel Flamero están situados en una planta especial del edificio con servicios exclusivos como prensa diaria, toallas para playa, desayuno y aperitivos en salón privado. Un punto a su favor es que son el alojamiento perfecto para familias al tener capacidad para hasta cuatro adultos y tres niños.

Finalmente, las suites son el espacio más elegante y distinguido del hotel con amplias habitaciones equipadas con todos los servicios necesarios para pasar unas agradables vacaciones a pie de playa.

La decoración de las habitaciones y las demás instalaciones del hotel destaca por los espacios cómodos con mobiliario confortable y sencillo que crea un ambiente muy acogedor en todas sus salas.

Un detalle muy singular del Hotel Flamero es que ofrece a sus clientes la posibilidad de vivir una “experiencia rociera” que consiste en la visita a una típica casa en El Rocío para disfrutar allí de una exquisita comida y una tradicional fiesta flamenca. Una experiencia muy recomendable y de obligada asistencia para conocer su arraigada tradición andaluza.

Claves del hotel:

- Servicios para niños

- Spa con fisioterapeuta

- Muy próximo al Parque de Doñana

Madrid, la vida de puertas hacia fuera

La ciudad de Madrid se puede vivir de mil formas, pero en la calle sin duda todo es un poco más especial.

De día y de noche, la ciudad de Madrid es un hervidero de propuestas en un ambiente en donde siempre se respira la alegría y el desenfadado ambiente con el que viven los madrileños.

Barras de bar, terrazas en plazas y mesas de restaurantes son algunos de los territorios que se tienen que recorrer en Madrid.

La peculiar filosofía que rige este ecosistema urbano se puede apreciar en las caóticas y diversas conversaciones en voz alta que se suceden entre raciones y cañas. La vida en los bares es fundamental para entender qué convierte en especial a Madrid.

Pero además de bares y restaurantes, Madrid es sinónimo de cultura y ocio. Sin ser una capital tan pavorosamente monumental como París o Roma, Madrid posee atractivos turísticos culturales únicos como el Triángulo del Arte formado por el Museo del Prado, Museo Thyssen y el Centro de Arte Reina Sofía; de ocio, como los teatros y cines de Gran Vía, parques temáticos, y parques como El Retiro; deportivos, como el Santiago Bernabéu o el Vicente Calderón.

Los hoteles para familias de la cadena Elegance

Los establecimientos hoteleros cada vez ofrecen más servicios dirigidos especialmente a las familias. Es un segmento de negocio que está cobrando más fuerza y al que los grupos hoteleros tratan de mimar con una cartera de servicios adaptados a sus necesidades. El objetivo es que las familias encuentren en el hotel todo cuanto necesiten para disfrutar de una estancia relajada y sin preocupaciones.

La cadena hotelera Elegance Hotels & Resorts dispone dentro de su portfolio de 3 establecimientos en Tenerife dirigidos especialmente a las familias: el Hotel Elegance Dania Park, el Elegance Miramar y el Elegance Palmeras Playa.

Todos ellos se encuentran en Puerto de la Cruz (Tenerife) en ubicaciones muy próximas a la playa, al tiempo que disponen de piscina para niños y adultos y terraza con solárium. En sus alrededores también se encuentran tiendas y restaurantes en los que relajarse y degustar la gastronomía típica tinerfeña.

Los hoteles para familias en Tenerife de la cadena Elegance ofrecen a sus clientes cómodas habitaciones, restaurante buffet, aparcamiento gratuito, programas de entretenimiento para mayores y niños, así como sauna y jacuzzi para completar la experiencia de relax.

Tanto el Dania Park como el Miramar ofrecen habitaciones totalmente equipadas, mientras que el Palmeras Playa es un complejo de apartamentos en Tenerife diseñado con cómodos espacios con mucha luz.

Todos los apartamentos cuentan con un dormitorio separado de la sala de estar, en la cual hay sofá cama, televisión satélite, escritorio y una mesa para cuatro personas. Además, también disponen de cocinilla y nevera (de pago) y una terraza exterior con mesa y sillas.

El complejo también tiene un espacio wellness equipado con sauna, baño turco, tratamientos de masajes, solárium y jacuzzi.

Para aquellos que también quieran practicar deporte durante su estancia encontrarán en las inmediaciones del Elegance Miramar y del Elegance Palmeras Playa instalaciones aptas para distintas disciplinas como el voleibol, paddel, billar o tenis, entre otros. Asimismo, también pueden practicarse por la zona otros deportes como senderismo, pesca, buceo, surf o ciclismo.

Hotel Barceló Corralejo Bay

Las vacaciones en el Hotel Barceló Corralejo Bay son una opción magnífica para quienes desean pasar unos días entretenidos y haciendo deportes.

Los servicios del Hotel Barceló Corralejo Bay te invitarán a practicar deportes como golf, submarinismo, tenis… y a relajarte con yoga, pilates, sauna, baño turco… Este hotel posee propuestas para cada momento del día.

Las habitaciones del Hotel Barceló Corralejo Bay poseen una gran amplitud, vista mar, sábanas de algodón de 200 hilos, aromas a la carta, Jacuzzi…

Un recorrido por la costa de Ibiza: Ses Salines

Cada vez más cerca del verano, pensando ya en los planes de Semana Santa, seguimos haciendo nuestro recorrido por la costa de Ibiza, analizando las mejores zonas de playa y los servicios de alojamiento, ocio, naturaleza y restauración más completos. Para este mes nos hemos reservado una de las playas más conocidas de Ibiza, la playa de moda: Ses Salines.

Ubicada a apenas 10 minutos del centro de la ciudad de Ibiza y de la gran playa d’en Bossa, Ses Salines es un hervidero de familias, parejas y solteros en temporada alta. Un lugar para ver y dejarse ver, pero también un escenario perfecto para relajarse y dejarse llevar por esa energía que irradia la isla en verano.

Grand Palladium Palace Ibiza

Grand Palladium Palace Ibiza

La playa de Ses Salines tiene la fortuna de estar al lado de una de las zonas naturales de Ibiza más bonitas, el gran Parque Natural Ses Salines de Ibiza y Formentera, un espacio de más de 2.800 hectáreas de salinas y la gran extensión marina de Es Freu. Ideal para disfrutar de excursiones a pie o para practicar submarinismo en Ibiza.

Esta zona de costa conjuga tranquilidad y algarabía durante todo el verano y ofrece la ventaja de estar en una de las áreas mejor comunicadas de la isla, al lado del Aeropuerto de Ibiza, frente a los pequeños islotes de Es Penjats, la Isla de Espalmador y, más allá, Formentera.

Hotel Marina Panorama

Hotel Marina Panorama

Para alojarse, lo más recomendable es buscar un hotel en la playa d’en Bossa, por su proximidad al centro de la ciudad, la zona de ocio nocturno más animada y por los excelentes servicios y conexiones que ofrece.

Si viajas con la familia, puedes encontrar varios hoteles para niños en Playa d’en Bossa, aunque una opción más tranquila (si bien, más alejada de Ses Salines), es reservar el hotel en Es Canar: la mayoría de los hoteles y apartamentos en Santa Eulària des Riu ofrecen ambiente familiar y acogedor, con servicios específicos para los más pequeños.

Los que quieran algo diferente en su viaje a Ibiza, una alternativa alejada de los circuitos turísticos masivos es alojarse en un hotel en Cala Portinatx, en el extremo más norte de la isla, rodeada de naturaleza y pequeñas playas menos frecuentadas. Otro plan es apostar por un hotel Solo Adultos en Ibiza: son más tranquilos y ofrecen propuestas muy interesantes para disfrutar esta isla mágica en pareja.

Tenerife, una isla de hoteles singulares

Tenerife es una isla llena de encantos, perfecta para los amantes del mar, los aficionados al turismo activo y los locos de la buena gastronomía. Es ecléctica y cosmopolita y, como tal, presume de ofrecer una propuesta diferente para cada tipo de viajero, un plan con el que siempre poder conectar. En esa línea, Tenerife es también una isla de hoteles singulares, en la que encontrar un alojamiento realmente único es tan sencillo como seguir leyendo.

Como gran centro turístico del archipiélago canario, conocida en todo el mundo por sus espectaculares carnavales –dignos incluso de mirar a los ojos a los de Río de Janeiro-, Tenerife cuenta con una de las plantas hoteleras más completas de España: solo contando los hoteles de 4 y 5 estrellas en Tenerife, la isla suma una oferta que supera las 50.000 camas.

Dentro de este gran abanico de hoteles en Tenerife, destacan joyas de la historia como el Grand Hotel Mencey, ubicado en el corazón de Santa Cruz y uno de los hoteles más emblemáticos de España que, a pesar de su renovación completa, aún conserva ese toque colonial que lo hace inimitable.

Iberostar Grand Hotel Mencey en Tenerife

Iberostar Grand Hotel Mencey en Tenerife

Luego está la gran masa de hoteles de playa para familias, hoteles para jóvenes y hoteles Solo Adultos que salpican toda la costa de Tenerife y conforman una oferta importante –aunque más homogénea- pensada para los que, sencillamente, quieren descansar y divertirse a orillas del mar.

Pero, para los que se planteen el viaje más allá, la isla es mucho más que sol, playa y cócteles tropicales: en Tenerife también se pueden encontrar hoteles innovadores que han sabido leer más allá y buscar un segmento de turistas que quiere vivir la experiencia no solo en el destino sino dentro del hotel.

Un ejemplo de esta tendencia –que se está trasladando ya a otros destinos turísticos de nuestro país- es el Sandos San Blas Nature Resort & Golf, un hotel en San Miguel de Abona que ofrece la posibilidad de disfrutar de unas vacaciones colaborando con acciones que ayuden a conservar el medio ambiente. Aunque la cadena Sandos es mundialmente conocida por sus exclusivos resorts de playa en México, en España ha apostado por un concepto que da un paso más.

Tenerife cuenta con hoteles singulares también para niños: auténticos parques de atracciones diseñados especialmente para que los críos disfruten al máximo dejando a sus padres vivir una experiencia de relax. Uno de los que han sabido llevar la batuta en este sentido es el Sol Princesa Dácil, un hotel en la playa de Los Cristianos con una gran zona para niños multiaventura inspirada en la serie de dibujos animados Los Picapiedra.

Dentro del portfolio de Sol Hoteles en Tenerife destaca otro gran hotel singular, en este caso, un hotel con jardín botánico en Puerto de la Cruz. Un lugar hecho a medida de los que quieran descansar en plena naturaleza, a escasa distancia de los Lagos de Martiánez y del famoso parque zoológico Loro Parque.