Archivo por meses: mayo 2016

Playa de Jandía, el destino de moda en Fuerteventura

Si me pidieran que resumiera la experiencia de Jandía en pocas palabras no tendría ninguna duda al respecto: Jandía es un lugar único, mágico y diferente a todo lo demás. Una zona casi virgen que antaño estaba separada del resto de Fuerteventura (sí, era una isla separada e independiente) y que hoy día es un punto venerado por todos aquellos viajeros que buscan huir del estrés en un lugar tranquilo y encantador.

Playa de Jandía es el nuevo place to be, el lugar de moda, ese en el ver y ser visto y el destino perfecto para los amantes de la pesca, el submarinismo y esos largos paseos de los que yo misma he podido disfrutar. Sí, una auténtica gozada con el sello canario de Fuerteventura en el que vivir unas vacaciones únicas e irrepetibles.

Un destino ideal para parejas

escapadas parejas en Fuerteventura

Revisando mi cuaderno de bitácora (ese que me acompaña en todos mis viajes alrededor del mundo), he comprobado que en él (y durante todo mi viaje) he usado en varias ocasiones la palabra “romanticismo”, un término que -bien analizado- podría definir a la perfección este punto tan exclusivo de la isla de Fuerteventura.

Y es que, con apenas un par de carreteras de acceso (por eso de que la mayoría de su territorio forma parte del Parque Natural de Jandía), Playa Jandía es perfecto para quienes quieren disfrutar de su amor en la más estricta intimidad. Un destino perfecto para disfrutar de esas esperadas vacaciones en pareja con toda la magia natural de las Islas Canarias como telón de fondo.

Dado que pocas cosas son tan románticas como perderse en un territorio virginal o disfrutar de un paseo al abrigo del atardecer Atlántico, no es de extrañar que sean diversos los hoteles para parejas en Fuerteventura  que se pueden encontrar en este punto de la isla. Hoteles como el Iberostar Fuerteventura Palace, famoso por sus exclusivas instalaciones a pocos metros del mar, el Iberostar Playa Gaviotas Park, perfectos para los amantes de las piscinas a pie de playa; y el Iberostar Playa Gaviotas, uno de los mejores hoteles Todo Incluido en Playa Jandía.

El destino de los mil y un planes

En mis viajes me gusta exprimir al máximo todo lo que el destino ofrece así que, lejos de limitarme a las jornadas de sol y playa, en mi viaje a Fuerteventura he querido saborear todo lo bueno de Playa Jandía, la nueva zona de moda de esta isla canaria. Estas son algunas de mis recomendaciones:

  • Una ruta gastronómica: Si algo hace de Islas Canarias un lugar único en el mundo es el carácter de su gastronomía autóctona. Así, y más allá de los muchos restaurantes para turistas que se pueden encontrar en la zona, os recomiendo que os perdáis con los locales para descubrir los restaurantes de gastronomía local. ¿La recompensa? Saborear exquisitas papas, sancochos y quesos canarios.

  • Un paseo por el fondo del mar: Playa Jandía es el lugar perfecto para aquellos que buscan bucear en Canarias. Aunque puedes contratar clases de buceo con el equipamiento necesario para inmersiones de mayor envergadura, lo cierto es que disfrutar de unas horas de esnórquel es suficiente para saber todo lo que esconden en su interior estas impresionantes aguas color turquesa.

  • Playas y más playas: Consideradas por muchos “las mejores playas del mundo”, lo cierto es que muy poco (o nada) tienen que envidiar las playas de Fuerteventura a las del Caribe. De todas, las de Jandía se llevan la palma. Algunas de las mejores llevan por nombre Playa de Sotavento, Playa de Barlovento o Playa de Cofete.

Escapada con amigos: 2 lugares de película

Cuando tus amigos te comentan que están preparando una escapada de unos días a un sitio molón para el verano… No puedes evitar que te venga a la mente una de las películas de humor más icónicas de estos últimos años. Sí, has acertado:“Resacón en Las Vegas” y esos 4 amigos que van a lugares como Las Vegas o Bangkok y terminan enloqueciendo de tanto disfrute… para acabar amaneciendo como el rosario de la aurora al día siguiente, sin recordar apenas nada de lo que pasó la noche anterior.

Lo que pasa en la noche, amigos, se queda en la noche. Pero desde luego no queremos que a ti y a tu grupo os pase lo mismo, al menos no la parte de catastróficas desgracias por las que pasan los protagonistas de la peli. Aunque hay quien dice que no drama, no party, nosotros creemos que eligiendo un buen destino divertido, un alojamiento cómodo con actividades y servicios para disfrutar en buena compañía, un coche de alquiler para ir de un lado para otro conociendo el destino y unas buenas cervezas al atardecer, tu Resacón en Las Vegas particular puede ser el planazo del año. Toma nota.

escapadas con amigos

Destinos para escapadas con amigos este verano:

Lanzarote

BIO: A dos horas y media de vuelo desde Madrid. Hermana mayor de Fuerteventura. Playas impresionantes. Ambiente tranquilo. Ideal para escapadas rollo chill out, relajadas y con mucho estilo. De moda entre la gente cool.

Ya que empezamos el artículo hablando de películas, no podemos dejar de poner el punto freaky a esa escapada a Lanzarote: tienes que intentar visitar todos los lugares de la isla que han sido utilizados como localizaciones en algunos de los títulos más famosos de la Gran Pantalla: “Viaje al centro de la tierra”, “Doctor Who”, “Mararía”… Solo necesitarás un poco de documentación ¡y unos trajes de astronauta! Y es que pasear por estas zonas de Lanzarote te harán sentir como si estuvieras pisando la superficie de la Luna.

Dejando el paisaje y el punto cinéfilo a un lado, volvemos a la idea de escaparse con los colegas a Lanzarote y disfrutar de unos días lejos de obligaciones, rutinas y estrés. La isla tiene mil rincones para elegir como campamento base y lugares para perderse del todo y simplemente tumbarse al sol, darse ricos baños y saborear una fresquísima cerveza bajo la sombrilla, como por ejemplo la pequeña isla de La Graciosa, con playas vírgenes que te harán olvidarte de todo.

Lanzarote

 

En cuanto a programar un plan vermú o un aperitivo a media tarde, no dejes de buscar las tabernas de siempre, las más típicas, porque en  ellas encontrarás lo más auténtico de la cocina canaria: gofio, papas arrugás, pescados fritos, queso… Los chiringuitos de playa siempre con una buena alternativa (aunque los precios pueden ser más altos) y los chill out y terrazas de moda te ofrecerán el plus de sesiones djs, música en directo o incluso fiestas temáticas de cuando en cuando frente al mar.

¿Qué hacer en Lanzarote de día y de noche?

Olvídate de los clichés. Lanzarote es una isla riquísima en recursos y cultura y por tanto no hay que disfrutar de la playa en todo el día. Si eres de los que recelan de estar mucho rato al sol y con un simple chapuzón te basta, busca una zona en Lanzarote con buenos servicios turísticos pues ahí es donde tendrás las actividades más variadas a tu disposición y un ambiente animado a cualquier hora del día… y de la noche.

1.- Playa sí, pero en su justa medida: elige las mejores. Por ejemplo, la Playa de Las Conchas en el islote de La Graciosa que ya antes mencionamos. También Playa Papagayo, que te conquistará por su ambiente.

2.- Ruta en bici por La Graciosa. Y luego, chapuzón y vuelta a Lanzarote.

3.- Marcha nocturna por Arrecife, Playa Blanca y Puerto del Carmen. Una zona cada día. No limits ;) Algunos bares por los que puedes pasarte son: el Blue Mar, el Manhattan y el Heineken Harbour. La Ola o la Lanzarote Palace para bailar hasta el amanecer.

¿Alojamiento para grupos en Lanzarote?

Lo más cómodo y económico en hoteles para amigos lo encontrarás en Puerto del Carmen. Además, queda cerca de los locales más de moda de Lanzarote. Allí hay una gran selección de alojamientos de todo tipo, pero si quieres algo con garantías y que se adapte a las necesidades de cada uno en el grupo, lo mejor es que no escatiméis ni hagáis experimentos. Un buen hotel de 4 estrellas en Puerto del Carmen puede funcionar a la perfección.

Por ejemplo, el hotel Olé Olivina Lanzarote, un hotel con habitaciones 4 estrellas con régimen Todo incluido y habitaciones para 5 personas al lado de la playa de Pocillos.

Ibiza

BIO: A menos de una hora en avión desde Madrid. Hermana mayor de Formentera y niña bonita de las Baleares. Calas escondidas en las que comer tranquilamente en animados chiringuitos. Tiendas y mercadillos de artesanía y moda hippy. Las mejores discotecas del mundo de música electrónica. Puestas de sol imprescindibles. De moda, cada verano.

Ibiza

La diversión es la sal de Ibiza. Esta tierra de salinas mediterráneas es uno de los destinos que no deberías dejar de visitar con tu grupo de amigos, al menos una vez en la vida. Eso sí, haz un poco de entrenamiento antes, sobre todo si hace tiempo que no trasnochas… En Ibiza es casi imposible volver a casa temprano. A veces es hasta difícil volver de día. La marcha es infinita y, aunque el estilo va cambiando a medida que avanzan las horas de la jornada, siempre hay un lugar con buen ambiente para compartir un baile y buena música.

Las calas escondidas son otro de sus atractivos para disfrutar con amigos. En casi todas hay un chiringuito con cócteles y cocina local hecha al momento. Algunos ya rizan el rizo y hasta ofrecen opciones ecobio, de dieta y para vegetarianos, muy en la línea de espíritu hippy del destino.

¿Qué hacer en Ibiza?

1.- Visitar y darse un chapuzón en sus calas de aguas turquesa. Playas como Las Salinas, Saladeta o Cala Bassa, entre muchísimas otras.

2.- Bucea y descubre. Puede ser una buena oportunidad para que todos hagáis un curso de submarinismo o, sin más, pillaros unas gafas de snorkel y practica buceo en superficie. Las aguas son tan cristalinas que verás todo a la perfección.

3.- Salir y disfrutar sin límites. La isla de Ibiza es conocida mundialmente por ser el punto de reunión de los mejores DJ’s de todo el planeta. Lógicamente, las mejores discotecas de España están aquí: Amnesia, Space, Privilege o Pacha son cita obligada.

4.- Probar suerte en el Casino de Ibiza. Puede parecer una locura, pero seguro que os echáis unas risas y, sin apostar demasiado -ojo-, pasáis un rato inolvidable.

¿Alojamiento en Ibiza?

Lo ideal es apostar por una zona que esté bien conectada con toda la isla pero que no esté mismamente en el corazón de las zonas de marcha para poder disfrutar de algo más que las noches. La zona norte es, en estos casos, una muy buena alternativa: es una de las más naturales y menos masificadas, de modo que podréis compaginar fiesta y relax en la misma escapada.

Como hoteles recomendados, la variedad es amplia. Lo mejor es elegir un hotel que os ofrezca ya actividades dentro que luego podáis complementar con vuestros propios planes en el destino.

Un ejemplo de establecimiento que puede cubrir estas características es el hotel Olé Galeón Ibiza, un alojamiento con habitaciones en la playa de San Miguel de la cadena Olé Hotels, que habitualmente está enfocada a público variado, familiar y con ganas de divertirse y descansar de las rutinas. para mayor comodidad ofrece régimen Todo incluido.

Qué debe tener un hotel para ser considerado hotel de wellness

Cuando hablamos del turismo de wellness hablamos de un segmento o producto que, según los expertos que cada año se reúnen en la Feria Internacional de Turismo de Madrid (FITUR) tiene una previsión de crecimiento para los próximos años del 20%, de modo que la facturación que se espera cerrar en unos 3-4 años sea de más de 500 millones de euros. En todo el planeta, la cifra asciende a más de 7.000 millones, algo que ha colocado al bienestar en el punto de mira de las principales cadenas hoteleras y grupos empresariales de la oferta complementaria turística en nuestro país.

En España, de hecho, ya contamos con un clúster español del turismo de salud que recibe el nombre de Spaincares y que está integrado por decenas de empresas especializadas, en su mayoría, en cuestiones estéticas, de fertilidad y salud general, algunas con hospitales entre sus propiedades.

turismo-wellness

Es conveniente hacer hincapié que no es exactamente lo mismo el turismo de salud que el de bienestar. El primero sería el que comúnmente se conoce como turismo médico y que implica a todos los que viajan a una ciudad concreta para recibir un tratamiento específico y, de paso, disfrutar del destino (en la medida en que sus necesidades de salud lo permitan). Generalmente son viajes para tratamientos de enfermedades no graves, sino más bien cuestiones estéticas o de salud no urgentes ni vitales. Tocan especialidades que van desde la obstetricia (problemas de infertilidad), hasta la odontología, pasando por las operaciones de estética. Es una de las vertientes de turismo que más atrae a extranjeros, debido a la buena fama del sistema de salud español y sus profesionales, así como por las ventajas climatológicas del destino para pasar las épocas de recuperación.

El segundo está más relacionado con el relax, la desconexión, los tratamientos para combatir el estrés y el aprovechamiento de las vacaciones como mejor momento para cuidarse. El turismo de wellness es un turismo más similar al turismo de toda la vida, pero con la diferencia de que la motivación esencial para muchos es precisamente el realizar un viaje en el que poder recuperar el equilibrio cuerpo mente. Según los expertos, el crecimiento de los últimos años se debe precisamente a esta rama y a lo que ellos afirman que es fruto de una mayor toma de conciencia de la sociedad en general respecto a la necesidad de cuidar su salud y de combatir, especialmente, males como el sedentarismo y el estrés.

Dentro de esta segunda rama del turismo wellness, hay que saber ver a dos tipos de viajeros diferentes: el que organiza su viaje específicamente para regalarse unos días de desconexión, tratamientos de belleza y bienestar y dedica la mayor parte del tiempo en destino a ello. Suele ser muy selectivo con el alojamiento, sobre todo porque generalmente quiere que ese alojamiento sea el que le brinde todos los servicios de bienestar que necesita. Es, por ejemplo, lo que sucede con muchos de los hoteles spa en Playa de Palma, en los que buena parte de las reservas son extranjeros que buscan perderse una semana en Mallorca para liberarse de la rutina y cuidarse, sin más. Ni turismo por los alrededores ni nada: bajar del avión en el aeropuerto e irse a su hotel para descansar.

Para estos viajeros, la personalización de la oferta y las atenciones y servicios que ofrece el hotel son vitales. Pero no todos los hoteles wellness que dicen serlo, lo son…

iberostar-bahia-palma

zona wellness Hotel Iberostar Bahía de Palma

¿Qué debe ofrecer un hotel para ser un hotel de bienestar en toda regla?

El segmento de los hoteles spa, aunque es cierto que ahora están más de moda que nunca, ha ido tomando forma desde los años 70 -y antes, si incluimos aquí a los hoteles balnearios, de los cuales en España hay un buen número, sobre todo en las zonas del norte-. Siempre girando alrededor del agua y sus fines terapéuticos (algo que ya sabían bien los romanos). Sin embargo, a pesar de las normativas y legislaciones, mucho se ha dicho y hablado acerca de lo que es un hotel spa de verdad y lo que es solo pura promoción para atraer al turista.

Un hotel spa en Tenerife, por ejemplo, es el establecimiento que ofrece alojamiento y la posibilidad de recibir en sus instalaciones tratamientos corporales basados en el agua como elemento principal. Para ello, evidentemente, tiene que poner a disposición de sus huéspedes no solo unas instalaciones adecuadas, seguras y con garantía de higiene sino un completo equipo de profesionales que lo supervisen adecuadamente.

De acuerdo con la definición que señala la Asociación Internacional de Spa: “Los spa son zonas dedicadas expresamente a todo aquello que implica el alcanzar el bienestar a través de toda una serie de servicios profesionales que buscan renovar cuerpo, mente y espíritu”, pero para poder cubrir esos servicios los requisitos siguen siendo el tener equipo e instalaciones adecuado y, por supuesto, el agua como elemento central, ya sea en un hotel o en un centro privado que clame ser un spa.

Y es que, si vamos a ver lo que significa estrictamente SPA (Salute per Aqua), la respuesta nos viene a la mente de forma directa: no hay spa en ningún hotel en el que, como mínimo, no haya piscina interior, Jacuzzi o bañera hidromasaje. Quedan fuera, por tanto, los hoteles que aseguran ser spa y que solo ofrecen tratamientos de belleza y masajes en zonas de relax. Esos alojamientos podrían denominarse hoteles con zonas wellness pero no spa porque carecen de las instalaciones necesarias para entrar dentro de esa categoría.

El agua es, por tanto, básica. Pero lo que no debemos es confundir el hotel spa con el hotel balneario. En este sentido tenemos que tener claro que la definición de hotel balneario, la más institucionalizada (Gestión de hoteles: una nueva visión. Jesús Felipe Gallego, 2002. España. Paraninfo), es la de que son alojamientos que tienen dos áreas muy definidas, una que se corresponde con la de hotel tradicional (entendido como alojamiento y sus servicios adicionales) y, por otro lado, la destinada a prestar un servicio específico ligado a cuestiones de salud y a los beneficios que el agua puede reportar sobre la misma. Porque, en el caso de los hoteles balnearios, además de que el agua sea el elemento central, este agua tiene que tener cualidades termales específicas y reconocidas.

¿Hacia dónde debe ir el sector?

La Junta de Andalucía, en un informe elaborado sobre el sector en 2012, recopila una serie de recomendaciones para mejorar la prestación del servicio en términos generales y para lograr que, realmente, el wellness se convierta en un producto turístico solvente, con crecimiento sostenido y mejoras permanentes.  A continuación recogemos el listado en un extracto porque, aunque están directamente dirigidas al sector en Andalucía, muchas son totalmente extrapolables a otras regiones del país:

1. Crear sinergias entre los diferentes subsegmentos con la finalidad de tener una visión conjunta de segmento.

2. Crear cultura de Salud y Bienestar entre la población general con actividades de formación y promoción.

3. Establecer las bases de lo que es Turismo de S&B, qué oferta es la que define al segmento y quiénes lo integran.

4. Crear normas de acceso para establecer qué tipo de actividad es Turismo de S&B y qué oferta es colateral pero no en sí misma participe de este segmento.

5. Potenciar estudios para un mayor conocimiento de la naturaleza del turismo de Salud y Bienestar, así como las características del turista: Facilitar el potencial del segmento y la creación de una oferta orientada a las necesidades del mercado así como una promoción y comercialización más efectiva.

6. Mejorar la promoción como segmento individual, con entidad propia. Para ello hay que presentar una oferta de producto desarrollado, con estructuras sólidas. Si bien, no es incompatible con ir presentado la propuesta en mercados de origen y a nivel nacional.

7. Más allá de la configuración de submarcas crear la marca turismo de S&B. Para ello hay que definir los valores e imagen de marca.

8. Seguir trabajando en la recuperación e incluso implementar la oferta de balnearios.

9. Sanear la infraestructura hotelera y seguir trabajando en la oferta complementaria de hospedaje y balneario en un mismo espacio.

10. Trabajar en la configuración de paquetes según perfil de turista y demanda del mercado. Aportar valores diferenciales.

11. Explotar valores como:  La calidad de la sanidad Española, una de las mejores del mundo. Aguas medicinales con valores curativos.  Un país con seguridad jurídica, fisica y sanitaria. Una oferta muy variada desde wellness hasta sanitario. El valor del médico en las instalaciones para tratamientos de cura y paliativos así como turismo de “hospitales”

12. Dar relevancia a la oferta complementaria como disfrute en sí mismo y como complemento en tratamientos: senderismo, deportes etc

13. Posicionar a Andalucía como una opción a tener en cuenta en Salud y Bienestar a nivel internacional, no ser sólo Sol y Playa o Golf.

14. Acercarse a la touroperación internacional.

15. Plantear sistemas de comercialización pertinentes para el turismo de “hospitales”.

16. Potenciar al cliente particular, en el caso de los Balnearios se ha dado un gran peso al social.

17. Penetrar en nichos de mercados más jóvenes desde la imagen de una oferta flexible a todos los bolsillos: Desde lo más caro a lo más barato.

18. Mejorar las conexiones en todas las provincias con presencia de turismo de S&B. Las conexiones por carretera son fundamentales en ocasiones para acceder a los balnearios y establecimientos de interior.

Andalucía es, de hecho, una de las comunidades autónomas y regiones turísticas que más en serio se han tomado este nuevo producto para viajeros que buscan algo más que un alojamiento de sol y playa. En este sentido, desde sus instituciones reconocen que puede ser una buena fórmula para la desestacionalización, si bien el clima de las provincias andaluzas tiene la ventaja de que tiene muy poca temporada baja de visitantes pues los inviernos apenas duran un par de meses.

iberostar-bouganville-playa

Canarias y Mallorca son los otros dos puntos principales en los que el turismo de wellness, sobre todo el dirigido a extranjeros, ha calado más. Las reformas y mejoras en los hoteles han sido notables, especialmente en zonas maduras y turísticamente más explotadas, como es el caso del Arenal y Magaluf en Mallorca o de Playa de las Américas y Los Cristianos en Canarias. Hoteles con Jacuzzi en Tenerife, hoteles de golf en Costa Adeje con zonas de wellness… La oferta ha cambiado y se ha renovado jugando con las claves de bienestar, deporte y belleza.

Algunas cadenas han llegado a rizar el rizo y apostar también por invertir en instalaciones de spa para niños, como es el caso de Protur Hotels, que puede presumir de tener uno de los hoteles spa más exclusivos de España: el Biomar Spa, un espacio dedicado al bienestar más completo en Sa Coma, Mallorca, integrado en un complejo hotelero 5 estrellas gourmet a orillas de la playa. La idea de crear una zona de spa para niños (los pequeños siempre han de ir acompañados por adultos) permite que los viajes en familia sean más completos y desdibuja un poco la línea que marca que la mayor parte de los hoteles spa en zonas como Mallorca, Tenerife, Ibiza, Marbella o Lanzarote sean hoteles Solo Adultos.

Por otro lado, esta vinculación a los hoteles para adultos es natural y responde a la tipología de público que demanda más el producto de spa y wellness: viajeros solos o en pareja, entre los 40 y 50 años de media de edad, sin cargas familiares y con poder adquisitivo medio alto. Estos huéspedes son, para el sector turístico, mucho más apetecibles que cualquier otro ya que el gasto por estancia es bastante más alto que el del viajero estándar de sol y playa.