Playas de la costa noroeste de Mallorca

En la costa noroeste de Mallorca se encuentran algunas de las playas y calas más hermosas y paradisíacas de la isla, de aguas cristalinas y rodeadas de dunas. La mayoría de ellas son de fácil acceso, pudiendo llegar en bicicleta desde el centro de pueblos como Capdepera o la localidad costera de Cala Ratjada.  

Cala Ratjada es uno de los destinos turísticos más importantes de la isla, especialmente para el turismo alemán predominante en esta zona. Aunque la actividad pesquera en la localidad ha disminuido notablemente en los últimos 50 años, el puerto sigue manteniendo el encanto que le vio nacer, con las casitas de pescadores con persianas típicas mallorquinas donde los pescadores todavía guardan y hacen el mantenimiento de sus redes de pesca. De hecho, todavía hoy en día se celebran en agosto las fiestas del Carmen, el evento más importante del año en la localidad que se celebra en honor a la Virgen del Carmen, protectora de los pescadores. La noche del Carmen numerosos llauds, típicos barcos mallorquines, y barcos deportivos decoran las cubiertas con flores y guirnaldas y salen al mar para ver los fuegos artificiales en honor a la Virgen.  

Al final del paseo marítimo de Cala Ratjada encontramos una de las playas más frecuentadas por los turistas, Son Moll. Se trata de una playa con bandera azul de oleaje moderado y con todos los servicios necesarios: hamacas y sombrillas, vigilancia, acceso para minusválidos y parking para bicicletas.  

A tan solo 5 minutos en coche de Son Moll encontramos Cala Gat, una calita con encanto situada detrás del palacio de Can March, de visita obligada, y a 15 minutos andando del emblemático faro de Cala Ratjada, que ofrece unas fantásticas vistas del Mediterráneo. Desde aquí podemos hacer una pequeña excursión en bicicleta hasta la playa de Cala Agulla, una extensa playa de arena blanca rodeada de un pinar frondoso y una zona de dunas y declarada Área Natural de Especial Interés.  

Por último vamos a visitar la playa de Cala Mesquida, uno de los rincones preferidos de aquellos que realizaban contrabando de tabaco y alcohol en los años 40. Se trata de una playa virgen y nudista rodeada de pinares y dunas con fácil acceso en coche desde Capdepera, andando desde Cala Agulla o en bicicleta desde el centro de Cala Ratjada.  

Si quiere disfrutar al máximo de una de las zonas más idílicas de la isla de Mallorca, puede hacerlo reservando en los mejores hoteles para familias de la cadena Marina Hotels:

  • Hotel Marina Corfu, en Cala D’Or.
  • Hotel  Marina Skorpios, en Cala D’Or.
  • Hotel Marina Delfín Verde, en Puerto de Alcúdia.
  • Hotel Marina Torrenova, en Palmanova.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × 5 =