Viajes y experiencias: el regalo de Navidad de moda

Qué regalar esta Navidad es la eterna pregunta que se repite cada principio de diciembre, cuándo las cartas a los Reyes Magos aún están a medio escribir y Papá Noel trabaja sin descanso en su taller de Laponia.

Para algunos son ya muchas las navidades de calcetines y corbatas y ya no quedan modelos de teléfono inteligente por estrenar.

El sector servicios ha sabido ver el nicho de mercado y lleva ya unos años aprovechando estas fechas para comercializar paquetes de hoteles con experiencias para regalar a parejas, amigos o incluso a los padres: un viaje a un hotel solo adultos en Mallorca, un fin de semana en un hotel boutique en Bilbao, una escapada a un resort de golf en Marbella, una ruta de vinos en La Rioja o una ruta de compras por Barcelona con alojamiento en un hotel en Las Ramblas lleno de encanto…

Se trata de regalar momentos, experiencias únicas. Instantes inolvidables para disfrutar en pareja. Y las ideas y combinaciones son infinitas: hotel, experiencia y destino se cruzan y se conjugan para ofrecer un regalo personalizable hasta el último detalle.

Las grandes cadenas de hoteles en Mallorca como Sol Hoteles, Iberostar o Marina Hotels, y los hoteles urbanos en Madrid y en las principales ciudades españolas son algunos de los que más variedad aportan en la oferta ya que sus servicios están específicamente diseñados para adultos y van más allá de comercializar el alojamiento.

Muchos de estos paquetes se pueden conseguir consultando las ofertas de hoteles para parejas en los sitios web oficiales de cada cadena hotelera, en función del destino que se desee y de las necesidades del viajero. Es habitual encontrar promociones de hotel romántico en Mallorca, hotel de lujo con spa en Marbella o incluso un hotel gourmet en Tenerife. Los límites, prácticamente, los pone la imaginación.

Los precios son asequibles, ya que han de ser competitivos y entrar dentro de los presupuestos para regalo. Se trata sobre todo de una opción perfecta para regalos en grupo, como por ejemplo, regalar un viaje a Canarias a los abuelos un hotel senior entre todos los miembros de la familia.

Las promociones abarcan todo tipo de experiencias además del hotel: excursiones para conocer el entorno, bicicletas para recorrer el centro de la ciudad, venta de entradas para museos y espectáculos… Y destinos en todo el mundo: resorts en Grecia, hoteles 5 estrellas en Santo Domingo, hoteles en Cuba y un largo etcétera solo marcado por el presupuesto fijado para regalar.

Las fechas suelen estar acotadas, lo que permite la contención del precio, siendo generalmente paquetes disfrutables en temporada baja o con ofertas específicamente detalladas en las que los servicios se limitan a ciertos usos. Ésa es la única pega que presentan estos regalos-experiencia. Algo  que, no obstante, no tiene por qué ser un problema: al fin y al cabo, es un regalo y la intención es lo que cuenta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × 1 =