Visita cultural a Palma de Mallorca

Palma de Mallorca fue fundada en el año 123 a.c por un cónsul romano y finalmente conquistada por Jaime de Aragón en 1229, momento en que fue declarada Ciutat de Mallorca. Tantos años de historia han dejado la ciudad llena de edificios y lugares emblemáticos que visitar, desde catedrales de enseño a un entramado de callejuelas peculiares.

En plena bahía de Palma le da la bienvenida a la ciudad la magnífica Catedral de Palma o “La Seu”, cuya construcción se inició en 1229 justo después de la conquista de la ciudad. Se trata de una catedral de estilo gótico con el rosetón más grande de construcción gótica, formado por 1236 piezas de cristal. La orientación hacia el sur de la catedral permite que dicho rosetón se refleje en la otra parte de la catedral en dos ocasiones durante los meses de febrero y noviembre.


A pocos metros de la Catedral se encuentra La Lonja, otra de las construcciones góticas Mallorquinas construida entre 1420 y 1452 y que fue sede del Colegio de Mercaderes. Actualmente solo puede visitarse cuando acoge alguna exposición artística, ya que el resto del tiempo se encuentra cerrada al público.

Si quiere relajarse y descansar en un lugar de ensueño después de nuestra visita cultural a la bahía de Palma le recomendamos que consulte las ofertas del Hotel Marina Luz, con descuentos y precios especiales que le permitirán disfrutar del Mediterráneo al máximo. El hotel se encuentra situado en Cala Estancia, a unos 8 km de otro de los lugares de interés del centro de Palma: los baños árabes. Se trata de uno de los pocos restos arqueológicos de la arquitectura musulmana que se han conservado en Mallorca, y está compuesto por una sala dedicada a los baños calientes, aunque no se han encontrado restos de la sala de los baños fríos. La visita tiene un módico precio de 2 euros y está abierto a las visitas durante todo el año.

Pero si quiere visitar un auténtico spa y sacar el máximo provecho a sus vacaciones, aprovéchese de los servicios solo adultos del Hotel Marina Luz, donde tendrá acceso a un spa con vistas al mar, una terraza solárium o piscinas relajantes. Además, en el hotel Marina Luz dispone de habitaciones en Mallorca solo adultos. Se trata de habitaciones con terraza o balcón privado y vistas al mar en las que dispondrá de amplio dormitorio, salón, baño completo y todo tipo de amenidades: secador, zapatillas, minibar, teléfono…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Diez + 7 =